EnFemme, un pequeño refugio para el anonimato en la metrópolis de Barcelona, abre la puerta al Secreto: “me gusta vestirme de mujer”. Y poco a poco descubrirá la fluidez del género en un mundo vertiginoso que exige constantemente posicionarnos.

Con el boom de internet sale a la luz un colectivo de personas que empiezan a pensarse como “cross-dressers”. No les encaja la imagen que dejó en herencia “la travestí” en los movimientos de liberación sexual durante el tardofranquismo o “la Transición”. EnFemme revela el silencio de una vivencia que ya no se puede mantener oculta pero también la solidaridad y la importancia del placer cuando se trata de construir la identidad.

Con él nos convertimos en testigos del nacimiento de una comunidad.